Banyoles Chess Festival

La analogía de la partida de ajedrez y un masaje erótico

En el momento en el que un nuevo jugador quiere iniciarse en la disciplina del ajedrez, nosotros tenemos una curiosa manera de explicar el funcionamiento. Básicamente, si tienen suficiente, aseguramos que es como un tipo de masaje eróticos de Barcelona (como los que podemos conseguir a un estupendo precio en las páginas masajeseroticosbcn.net,  masajestantrabarcelona.esmasajeseroticosbarcelona.netmasajeslujobarcelona.es).

Esto es un poco complicado de describir al principio, pero, si prestas atención, lo vas a entender sin ningún tipo de problema.

En realidad, el ajedrez no es más que un baile de fichas en donde consigue posicionarse aquel que ha seguido la mejor estrategia. Un masaje erótico, por lo general, también funciona de la misma manera, todo es un juego de seducción en donde, se quiere lograr el objetivo deseado, hay que seguir la estrategia correcta.

El objetivo del ajedrez es conseguir encontrar la manera para poder acorraladas rey; el objetivo de un masaje erótico es precisamente el mismo.

Ahora bien, la principal particularidad de estas disciplinas es que no se puede ir directamente a por el rey ni mucho menos: en el caso de que lo hagamos, la partida acabará muy deprisa y no siempre a nuestro favor.

Habrá que ir iniciando los “calentamiento” accediendo a todos los rincones del tablero para que, finalmente, podamos llegar a la pieza central.

Vale, nos habéis pillado, en realidad no tiene que ver mucho el ajedrez con un masaje erótico… Sin embargo, a nosotros nos gusta comentar esto y lanzar toda una serie de preferencias sexuales para que el jugador se lo pase bien con nosotros y empiece a coger confianza sobre todo lo que ofrecemos.

En cualquier caso, nos encanta esta analogía.

Leave a Reply